INSTITUTO TECNICO HERMANA MECHTILDIS

RESEÑA HISTORICA

El año 1967 nace la preocupación por ayudar al inmenso grupo de mujeres jóvenes de la ciudad y del área rural que llegaban a la ciudad de Sucre en busca de mejores oportunidades de vida. Con el afán de realizar una “Labor Social “nace en este lapso de tiempo, la idea de comenzar con la organización de un curso dirigido a la enseñanza de algún oficio, que permita a la población necesitada, alcanzar niveles de vida que les ayude a vivir dignamente.

En Mayo de 1969, se lograron habilitar dos salones del Arzobispado y algunos otros ambientes que ya se tenían listos por parte de la Comunidad de la Sagrada Familia, dando inicio a este emprendimiento, se oferto las especialidades de: Corte y Confección, Cocina y Repostería, además de todos los quehaceres que implicaban el trabajo del hogar.

Durante los primeros años de iniciado el trabajo, se llevaron a cabo bajo la modalidad de Cursillo y se percibió una buena afluencia y entusiasmo de jóvenes interesadas en capacitarse dentro del Centro, que año tras año se iba incrementando considerablemente. En este sentido se vio la necesidad de solicitar una Resolución Ministerial que le diera el aval correspondiente y pudo autorizar su funcionamiento a la capacitación ofertada.

El 18 de Septiembre de 1973 se logra la autorización oficial desde el Ministerio de educación, el funcionamiento total del establecimiento, que por entonces llevaba el nombre de Academia Doméstica “Hermana Mechtildis”. Con la Resolución Ministerial N° 689

Desde ese año la Academia Técnica” Hermana Mechtildis” fue entregando certificados avalados y legalizados por la Dirección Departamental de Educación de Chuquisaca, en las especialidades de Corte y Confección, Cocina y repostería, tejidos a mano y máquina.

Entre el año 1969 y el año 2019 egresaron del Instituto más de 6000 estudiantes en las diferentes especialidades, con una población heterogénea, pues las carreras dieron cobertura también a estudiantes de diferentes establecimientos, de la universidad, mujeres y hombres que desean emprender en un área técnica.

Se vio la necesidad de tener una “GUARDERÍA” para todas las y los estudiantes que desean dejar a sus niños en un lugar seguro.

Desde el inicio de su funcionamiento del Instituto Técnico, la capacitación era complementada por la Materia de Religión y Moral, sin embargo, en la medida que fueron transcurriendo los años y la experiencia, se fueron añadiendo otro tipo de áreas de formación complementaria a través de Charlas y Talleres de Formación de tal manera que se pudiera, al margen de lograr la capacitación en las diferentes especialidades, desarrollar una Educación Integral.

Desde la gestión 2010 el Centro Técnico se consolidó en Instituto Técnico Superior, un paso importante donde se analizó y concluyo que las carreras que atendían las demandas de la población son las relacionadas a la vestimenta y a la alimentación; el poder cubrir estas necesidades nos muestra que estos elementos siempre han estado presentes lo largo del tiempo, la vestimenta se convirtió en una necesidad inclusive para poder distinguirse culturalmente y la alimentación, que es una característica cultural de los pueblos y de los países del mundo.

Gladis Almendras Orias - Directora

Gladys Almendras - Directora

gladysal1967@gmail.com

Actualmente ambas se han desarrollado a tal punto que han alcanzado la industrialización, mediante líneas de producción a gran escala tanto en el área textil como el de la alimentación, al ser estas necesidades tan importantes es que se sigue formando a las estudiantes en estas áreas.

Es en este sentido, que, en el marco de la Ley de Educación, las ofertas de Formación Técnica deben buscar responder a las demandas, necesidades y potencialidades productivas de la población. Por tanto, se puede evidenciar que las ofertas del Instituto Técnico “Hermana. Mechtildis”, se proyectan y actualizan con el fin de responder a estas demandas de la población en general, es decir de hombres y mujeres beneficiarios, impulsando procesos formativos dentro enfoque productivo y emprendedor.

El deseo innato tanto hombres como mujeres que buscan profesionalizarse en un área técnica, hacen del instituto un centro de Formación de Calidad, por los valores que imparte (disciplina, puntualidad, responsabilidad, emprendimiento, etc.), por la especialización de profesionales técnicos de calidad, además por brindar un servicio a las familias, para que se puedan consolidar como buen núcleo de la sociedad, dando ejemplo de vida a su comunidad y fortaleciendo los lazos de unidad.

La suma de todos los aspectos mencionados hace que la labor y el trabajo desarrollado por el Instituto Técnico “Hermana Mechtildis” desde hace varios años atrás mediante la oferta de sus carreras en el área Textil y de Alimentación, hacen que su presencia en la sociedad boliviana, sea por demás significativa, no solo por la profesionalización técnica sino por la formación de una sociedad sólida fundamentada en valores socio comunitarios-productivos.

Una vez que llenamos los cupos correspondientes a la gestión se cierra inscripciones antes de lo previsto, la calidad de formación que se brinda es la mejor propaganda que se puede tener.

El hecho de ser un centro tan antiguo que presta servicio de calidad hace que la población elija y confié su formación en muestras manos, a pesar que una de las principales dificultades es la parte económica el deseo de superación de las estudiantes hace que lo imposible sea posible, este tipo de preguntas no permite comprender la demanda del centro

Así mismo se pregunta sobre detalles de los procesos formativos y esto es para conocer el servicio que se brinda y las posiblefallas que se puede tener en este aspecto netamente pedagógico, otro de los aspectos que se pregunta son las metas o aspiraciones de las estudiantes todo esto para determinar los resultado y el impacto que tuvo la formación en las estudiantes y los estudiantes.

Al ser una Institución de Religiosa existen también preguntas relacionadas con este aspecto y con los valores cristianos para conocer si estos se aplican o no en la vida de las y los estudiantes y cuál es su opinión al respecto, si son importantes o que otros aspectos se deben priorizar.

Para terminar, se solicitan sugerencias y comentarios que nos permitan seguir mejorando nuestros servicios y para saber el grado de satisfacción de los beneficiarios, de esta manera cada fin de gestión conocemos los diferentes aspectos mencionados en el cuestionario los cuales nos ayudan a realizar ajustes sobre las demandas y el servicio que prestamos como Institución.